Ejemplos y tipos de segmentación para tu estrategias de marketing

Creo que a estas alturas de la película, y más si has llegado hasta aquí, es porque tienes clara la importancia de la segmentación para que tus campañas de marketing tengan éxito.

Tienes claro que es la segmentación y ya segmentas o tienes claro que quieres empezar a hacerlo pero no se te ocurre más que segmentar por sexo o por localización. No te preocupes, es normal, por eso en este artículo veremos los diferentes tipos de segmentación con ejemplos para que desde hoy mismo puedas reorganizar tu estrategia para tener más éxito o quizá, para empezar a tenerlo.

Aún así, por si hay algún despistado o simplemente te estas adentrando en este mundo, vamos a resumir algún concepto.



¿Qué es la segmentación del mercado?

Es simplemente clasificar a los usuarios en segmentos claramente identificados. Importante destacar que para poder decir que tienes un segmento, éste debe ser medible, contar con una muestra de usuarios representativa, tener esa característica común y por supuesto, tenemos que tener la solución o el producto que este segmento puede necesitar.

¿Por qué es tan importante la segmentación?

Es muy sencillo aunque seguro que cientos de veces has pensado: ¿Por qué esta empresa me manda este correo electrónico con esta información si no me interesa para nada?

Este es un error que cientos de empresas, y muchas muy importantes, cometen a diario. No solo no consiguen el efecto deseado, sino que además hacen que tu percepción hacia la marca empeore.

Para que esto no suceda debes segmentar, tan sencillo como eso. Cuanto más conozcas a tu usuario más probabilidades tendrás de éxito, tan sencillo como eso.

Tipos de segmentación de mercado

Tras tener clara la importancia de la segmentación vamos a profundizar en lo que creo que es lo que más te interesa. Como te comentaba vamos a ver que tipos de segmentación hay y además, veremos algún ejemplo para que puedas por ejemplo empezar a segmentar tus campañas de mailing.

segmentacion de mercado

Los 4 tipos principales de segmentación en función de diferentes tipos de variables son los siguientes:

  • Segmentación geográfica.
  • Segmentación demográfica.
  • Segmentación psicográfica.
  • Segmentación en base al comportamiento.

Segmentación geográfica

Aquí vas a dividir a tu publico según su país, región, comunidad autónoma, ciudad, barrio o incluso clima en caso de que así lo consideres.

Imagínate que tienes una cadena de restaurantes y una base de datos de 10.000 usuarios en todo el país que se han suscrito a tu newsletter para conseguir ofertas y promociones exclusivas. Llega el mes de septiembre y quieres hacer una campaña promocional en uno de ellos. ¿Es necesario que le envíes el mail a toda la base de datos o es mejor enviárselo solo a los usuarios que viven cerca de ese restaurante? La respuesta es sencilla. Es posible que un usuario que viva a 500Km del restaurante esté de vacaciones en esa ciudad, cierto, pero es lógico pensar que por ese usuario no es recomendable enviar un correo electrónico a otros 8.000 que sabes que la probabilidad de que vayan a canjear tu código son mínimas, por no decir ninguna.

Cada negocio es un monto, pero estoy seguro de que puedes encontrar algunas segmentaciones geográficas que te pueden resultar interesantes.

Segmentación demográfica.

Las variables demográficas son igualmente muy importantes, ya que muchas veces nada tiene que ver la comunicación que le envías a un chico o una chica de 20 años con el que le debes enviar a un hombre o una mujer de 40.

En este grupo puedes clasificar a tu segmento según edad, género, ocupación, educación, estado civil, renta, hijos o no…

Hablábamos de la edad, pero ¿Puedo enviar el mismo mail dirigiéndome en masculino o en femenino si se el género del usuario? Claro que sí, y aunque no te lo creas, la percepción del usuario hacia ese correo electrónico no tiene nada que ver si lo haces. Obviamente si personalizas el mensaje mucho más, pero simplemente segmentando por género sentirá que te estás dirigiendo a él o a ella mucho más que si no lo haces y esto tiene una repercusión total en su comportamiento.

El otro día me llegó a mi carpeta de spam un mail de una clínica de estética donde me ofrecían un bono de depilación. Hasta ahí todo perfecto (salvo lo del spam claro). ¿Dónde estuvo el fallo? Pues que era un mail genérico y orientado a la depilación femenina, ¿no crees que hubiera estado mejor el cuerpo del mail orientado a la depilación masculina? Yo creo que sí, bueno, no lo creo, estoy 100% seguro.

Vamos con otro ejemplo, ¿Tiene sentido que cuando estés navegando por Internet te aparezcan banners de Adwords de carritos para bebés si no tienes bebés o si tu hijo tiene 10 años? No hace falta que responda, ¿verdad?

Por tanto, vamos a analizar bien nuestro público, nuestro producto, nuestro servicio y vamos a empezar a comunicar de forma diferente según las variables demográficas.

IMPORTANTE: No nos tenemos que volver locos segmentando, es decir, uno de los puntos que os marcaba al principio para considerar segmento es que la muestra sea representativa. Por tanto, no es necesario que prepares un correo electrónico para un usuario porque sea catador de comida para perros, que por cierto parece ser que existe, porque tengas un colutorio bucal que consideras óptimo para él.

Segmentación psicográfica.

En este tipo de segmentación vamos a tener en cuenta aspectos como aficiones, estilo de vida, personalidad o intereses por ejemplo.

Así como conseguir información demográfica o geográfica es más sencillo, conocer los intereses de tu publico sin preguntárselo en el formulario de alta no es tan sencillo. Mejor dicho, preguntárselo es muy sencillo, lo complicado es conseguir ese formulario de alta que te de información pero que no impida que el usuario se registre, generalmente a más información menos registros por lo que hay que buscar otras formas de conocer en este caso los intereses de tu público.

Para esto es recomendable tener en tu sitio web alguna herramienta de trackeo o un crm para poder ir etiquetando a los usuarios en función de su comportamiento en la web.

Pongamos un ejemplo, imagínate que tienes un restaurante y quieres segmentar a tu público según tienen hijos o no para mandarles una promoción especial para que celebren el cumpleaños de su hijo o hija hasta los 14 años. Por un lado, si a todo usuario que visite la página de tu sitio que se llame “celebra el cumpleaños de tu hijo con nosotros” o que visite la página de menús infantiles le etiquetas automáticamente la etiquita HIJOS_SI, ya podrás hacer un envío solo a estos usuarios que sabes que tienen hijos (si es un adulto sin hijos que tiene mucho interés en volver a su infancia y celebrar su cumple con los amigotes del cole o conocer los menús infantiles de los restaurantes pues también se la envías dado su interés…).

Si lo que vas a hacer es una campaña en Adwords, ahora llamado Google Ads, o en Facebook Ads es más sencillo segmentar por intereses ya que tanto Google como Facebook sabe tus gustos y tus intereses simplemente por tu comportamiento a la hora de navegar. Si entras habitualmente en páginas de atletismo sus algoritmos interpretan que es que te gusta correr y por eso no e resultará fácil hacer una campaña específica con un descuento en las últimas zapatillas que Usain Bolt  usó en los JJOO.

Segmentación en base al comportamiento.

En este grupo, clasificaremos a los usuarios según su interacción y su uso con nosotros, por ejemplo, si compran cada mucho tiempo o cada poco, si sus carritos medios son altos, medios o bajos, si son leales o no y este tipo de cosas.

Para esto puedes como en la anterior segmentación un crm que te facilitará la vida o por el contrario, debes ser muy ordenado u ordenada para tener un Excel con toda la información relevante para ti con sus filtros correspondientes.

¿Qué te parece mandar un código descuento de fidelización a los usuarios o usuarias que más hayan gastado en el último año? ¿Y hacer una campaña con una promoción diferenciando a los usuarios cuyos carritos medios son más elevados de los que son más bajos? Posiblemente a unos les puede enviar un 30% de descuento en un producto de 100 euros y a los otros un 20 en un producto de 40 euros.

Ahora es tu turno, posiblemente no puedes llegar a algunas de las segmentaciones de las que te he hablado, pero no te preocupes, seguro que no tienes que segmentar con tanto nivel de detalle. Esto es como la carta a los Reyes Magos, la escribes y luego ellos te traerán lo que puedan. Lo que es importante es que hayas entendido el concepto y te pongas a planificar tus estrategias en función de tu publico. Si después de leer este artículo he conseguido que en ve de mandar uno o 2 modelos de mail mandes 3 o incluso 4 me doy más que satisfecho.

Si tienes alguna duda, consejo, apreciación o lo que consideres sabes que puedes ponerte en contacto conmigo, estaré encantado de escucharte.

preguntale a leo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *